domingo, 14 de enero de 2018

Encuentro con los Reyes Magos en el desierto (Marruecos)

Gracias a Viajes TGM, hemos tenido la ocasión de organizar un viaje muy especial en navidades. Un viaje de iniciación a los peques (primer país de contraste),  que nos ha permitido traer del pasado el espíritu viajero, descubrir cosas nuevas como el desierto y sorpresa! encuentro con los Reyes Magos.




El viaje lo organizamos integro con TGM con una ejecución muy cómo para poder ir con los peques. 
Viajamos con Rayner hasta Fez y volvimos por Marraquech. todo el recorrido interior lo hicimos en coche 4x4 con Emilio al volante que fue una de los elementos clave para que el viaje resultara perfecto.


- (2 Enero) Aterrizamos en Fez con una hora de retraso, lo que nos permitió visitar la medina en un tour algo rápido ya que estaba anocheciendo y los comercios comenzaban a cerrar. La visita la realizamos con una guía local, ya que su interior lo componen 9.500 calles (por llamarlo de alguna forma), lo que lo convierte en un autentico laberinto. son calles superestrechas. El trafico no puede entrar así que es muy común ver a los burros con carga. realmente parece como una regresión al pasado. 
En su interior se pueden visitar ademas de algunos monumentos relevantes (desde el exterior), tiendas, y algunas visitas a los distintos gremios como el de los curtidores. Desde la azotea de una tienda de productos de cueros vimos donde tiñen el cuero, aunque ya de noche lo que eclipsó parte del encanto que es ver los diferentes colores.
Dormimos en el Hotel Barceló. Sin mucho encanto pero muy practico por su situación.



- (3 de Enero) Comenzamos el viaje al interior de Marruecos. Hoy es día de coche, tenemos que cruzar el Atlas y llegar hasta Erfoud donde tenemos nuestro super alojamiento en la Kasbah Xaluca. pequeño palacio que sirve de recompensa a un largo viaje de todo el dia.
En el trayecto paramos en Ifrane, una estación de esquí a la europea que contrasta con el resto de arquitectura del país. hacia un tiempo de primavera.
Atravesamos el bosque de cedros en Azru, donde hacemos una parada para ver a los monos. Prácticamente nos llevó todo el día conseguir atravesar el atlas y los reflejos de la puesta de sol nos daba el premio final a la aventura.  Continuamos hacia Midlet, y llegamos a tiempo de los últimos rayos de sol al palmeral donde hicimos una paradita de lujo a tomar un tentempié.

llegada a Erfoud, puerta del desierto. Los próximos días nos moveremos en los alrededores de esta zona. 





- (4 de Enero). Por la mañana después de hacer algunas compras en ErfoudVisitamos un antiguo fuerte portugués en medio de desierto de piedra, entorno espectacular que se utilizó para el rodaje de alguna de las escenas de la película La Momia.
También visitamos hicimos otra parada para visitar lo que debían de ser restos de pinturas rupestres "al natural", es decir sin ningún tipo de protección o certificado que lo garantice. Aunque esto es lo de menos, lo mejor es el silencio y la sensación de estar en medio de la nada.



Después fuimos el mercado de Risani. Y comemos ahí una pizza bereber (mas que pizza tiene mas parecido a una empanada). La vista al mercado es toda una experiencia, es justo el contraste que queríamos dar los peques y la visita lo consigue. 









Después de comer nos fuimos a Erg Chebbi a contemplar la gran duna desde Merzuga.  Peques y mayores disfrutamos jugando por las dunas con el sol de atardecer. 


- (5 de Enero). Hoy será un ida muy especial. 

Continuamos hasta Taouz que es donde acaba la carretera y un poco antes nos desviamos por pista, bueno por decir algo porque en realidad vas campo a través. Esta parte el trayecto en coche se hace algo durillo por lo que se recomienda activamente biodramina, o ponerse manos al volante, cosa que pude hacer algún trayecto. La leche conducir por arena......
Nuestro destino es Ouzina. Un asentamiento de nómadas bereberes donde Ali (nuestro guía local) tenia a su familia. Que nos invitó a un cuscus, probablemente el mejor que haya probado nunca. 
Aquí pudimos ver cómo prepara el pan o como los chavales van a la escuela. Este es un punto fuerte de Marruecos y me enorgullece ver que existen colegios hasta el lugares tan remotos.

Después de comer continuamos hasta el riad de Ouzina que TGM tiene en esta zona. 

Aquí tuvimos una espectacular puesta de sol desde una duna, con Argelia al fondo y con una copita de champan cortesía de Emilio que cuida los detalles como nadie.

También pudimos visitar una familia de nómadas (no asentados), los cuales nos costó encontrar.










Caída la noche salimos a contemplar el espectacular cielo (impresionante), no había visto en mis 42 años de edad una vía láctea tan bonita. Emilio con su superlaser nos dio unas claves de localización de algunas de las constelaciones. Subimos un poco hasta duna y..............sorpresa nos encontramos en la mas profunda oscuridad con los mismísimos Reyes Magos. Mis hijos cargados con los regalos que le habían traído, no cabían en sí. No encontraban palabras para expresar tanto sentimiento.



Volvimos de noche campo deshaciendo el camino hecho y siguiendo a Ali que sin GPS y con un sentido de orientación que solo un bereber criado en esta zona podría tener, llegamos hasta Merzuga donde dormimos.



- (6 de enero). Qué mejor regalo de Reyes que esta aquí hacer todas las actividades que nos esperan. 

Hoy nos moveremos en los alrededores de Merzouga: visita aldea de músicos,  paseo en camello, buggies por el desierto (que pasada!!), 
También visitamos una cantera de donde sacan piedras para hacer lavabos muy típicos y bonitos ya que es tal la cantidad de fósiles que hay en la zona que sirven de decoración. Es mas andando en casi cualquiera de las piedras de alrededor es fácil coger alguna muestra con restos de fósiles.


Tarde de descanso para disfrutar del hamman en la kasbah de Xaluca.










- (7 de enero). Encaminamos hacia Skoura. Dormiremos a los pies del Atlas para atravesarlo al día siguiente. El tiempo ha cambiado y pasamos de la primavera de los días anteriores a entrar en el frio de invierno.
En los alrededores de Skoura hay multitud de kasbahs tanto para alojarse como para visitar y el famoso palmeral.

Antes de llegar visitamos las gargantas del Todra. No hicimos la del Dades porque estábamos ya cansados y era hacer un camino de ida y vuelta.




Hicimos antes de camino la visita a la kasbah Amridil (cuya imagen aparece en algunos billetes de dirham)





El hotel de Skoura una cosa preciosa: Ksar el kabbaba. Con masajito relajante incluido para despedir el viaje.



- ( 8 de enero). Misión llegar a Marrakech para coger el avión de vuelta. Hoy tenemos que cruzar el atlas y ha caído una gran nevada. gracias a que hay un día despejado abren el puerto, pero aun así conseguir cruzarlo se convierte en toda una aventura de día completo. 

Con la prueba superada, y la oportunidad de haber visto el atlas con una gran nevada, llegamos incluso con unos minutillos de sobra como para ver la plaza de Jamaa el Fna (qué recuerdos).










No hay comentarios:

Publicar un comentario