domingo, 22 de octubre de 2017

Vacaciones Tarifa (Cadiz)

El viaje a Tarifa lo organizamos pensando en hacer un curso en familia de Windsurf. La sorpresa al llegar es que justo comenzaba al día siguiente levante que duraría 4 de los 5 días planificados para el viaje. Aun con levante fueron muchas las visitas y actividades que pudimos realizar.







Alojamiento:

Probamos en el camping de Valdevaqueros. Su ubicación era perfecta porque está justo enfrente de la playa y aunque está al otro lado de la nacional es posible ir andando cruzando por debajo de la carretera. Lo cual se agradece dado el tráfico y los problemas de parking que puede haber este zona.

En el camping nos alojamos en bungalows y para ser nuestra primera experiencia en camping fue muy positiva. Las instalaciones del camping son muy buenas, y el bungalow nuestro (1) de espacio era algo justo aunque suficiente, el baño una maravilla, y lo único que tuvimos es algo de batalla con las hormigas que aparecían en batallón si nos dejábamos alguna miga.





Desde el propio camping también es posible salir a cenar andando (volviendo con alguna linterna):
La tribu. Es una pizzeria aunque tiene otro tipo de platos con una terraza muy recomendable.
Copacabana. Comida correcta y decoración balinesa en el exterior.
Visitas:

A Tarifa ciudad bajamos en dos ocasiones. Pasear por la parte del casco antiguo, comprar en sus tiendas y cenar resulta muy agradable aun con Levante. Afortunadamente aparcamos muy bien cerca de la plaza de toros que no está lejos de la calle principal y del casco antiguo.
Cenamos en : La Pescadería (recomendación de la degustación de atún)
Chilimosa. Un vegetariano chiquitín pero bueno, agradable y económico.


Ruta de montaña. Con Levante como la cosa no estaba de playa, nos acercamos al punto de información que esta en la misma carretera ente Valdevaqueros y Tarifa e intentamos hacer dos rutas que salen desde este punto. Una al mirador de la Peña, desde el que se tiene unas vistas de Tarifa, y otra que te lleva hasta un buda que esta en lo alto de la montaña. Esta última está muy bien señalizada por pañuelos pero se nos hizo tarde y no llegamos a alcanzarlo. Ambas son accesibles para ir con los niños (los nuestros de 7 años), pero no con carrito o similar.


Playa de Bolonia. A Pesar del viento no dejamos de visitar la duna de la playa.  Incomodo por el viento pero divertidísimo con los peques. Nos quedamos sin visitar el chiringuito que esta en lado opuesto de la playa y que por lo visto esta muy protegido del viento para estos días.






Zahara. El pueblo como tal no nos entusiasmó mucho pero en uno de los extremos, pasadas todas las urbanizaciones esta la playa de los alemanes. Única playa apta para estar a gusto los días de Levante.

Vejer de la frontera. Pueblo de interior precioso. Castas típicas blancas, calles peatonales….Comimos en Casa Varo un pulpo que nos hizo saltar las lágrimas. Aquí no hay levante, pero pega tanto el calor que casi hasta lo echas de menos.







Caños de meca. Después de Vejer, bajamos a Caños de Meca a la zona de Faro Trafalgar. En caños hay una playa repleta de kite. Mas cerca del pueblo hay otra playa con mas arena, ideal para estar con la familia. El pueblo de Caños no nos convenció mucho pero tiene un chiringo enorme a pie de playa con muy buena pinta aunque muy lleno de gente. Con los peques no pintábamos mucho, así que merendamos en el pueblo y nos fuimos de vuelta.



El ultimo día por fin terminó el levante y pudimos hacer el curso toda la familia. Lo contratamos en la propia playa de Valdevaqueros (spin out).





Para aprender las cuatro claves una sola mañana fue suficiente pero realmente tiene mucha técnica y es un deporte complicada. Mejor opción hubiera sido el Kite pero requiere que los peques sean algo mas mayores para poder iniciarles.

Con el windsurf ellos se lo pasaron genial.






No hay comentarios:

Publicar un comentario