domingo, 24 de septiembre de 2017

La Alpujarra (Granada - Agosto 2017)

Aprovechamos las vacaciones que pasamos en La Herradura (Granada) para hacer un fin de vacaciones pasando unos días en la zona de La Alpujarra para recorrer los pueblos de la zona.








La visita la planificamos solo para dos noches porque no nos quedaba para mas para conocer los pueblos mas emblemáticos tuvimos suficiente pero este viaje se puede plantear de mas días y aprovechar para hacer alguna de las muchísimas rutas de montaña por Sierra Nevada.

Iniciamos el camino desde Órgiba. Los jueves hacen mercadillo y es una buena oportunidad para ver el ambiente que se concentra alrededor. Como pueblo no nos pareció que tuviera un gran encanto y el mercadillo que en su día disponía de mas puestos de artesanía hoy se parece a cualquier mercadillo que puedas encontrar en otras localidades. Lo que le hace peculiar es que en esta zona se han quedado muchos de los hippies auténticos, ahora ya mayores y los dias de mercado bajan a Órgiba a realizar la compra. En el bar Baraka que esta al lado del mercado se ve reflejado ese ambiente. Algunos son extranjeros y otros rozan un aspecto un tanto cercano a los "homeless" pero en conjunto el tambien es peculiar. 
Comimos muy bien en  Adams Apple. Destacar especialmente la atención de la dueña.



Los pueblos mas emblemáticos para visitar son Capileria, Bubión y Pampaneira. Nosotros nos alojamos en Capileira para mi gusto el mas pueblo mas bonito de los tres. 
El alojamiento lo hicimos en los apartamentos Veleta (modestos pero económicos y limpios) y cenamos en el Corral del Castaño totalmente recomendable.

Estos son también los mas turísticos donde se concentran restaurantes y tiendas de suveniers.






La ruta de visita de La Alpujarra acaba en Trévelez. conocido porque sus jamones porque es aquí donde traen las piernas para curarlas ya que se cumplen las condiciones ideales de humedad y temperatura. 
Trevelez se divide en tres partes. la parte mas bonita esta la parte alta. si se aparca al menos ene¡ el medio se reduce mucho las cuestas arribas.
Trevelez no esta mal aunque no llega al nivel de los pueblos anteriores, pero tiene un restaurante Meson Haraicel que casi podría justificar el paseo de curvas hasta allí.


De camino a Trévelez se atraviesan otra seria de pueblos menos turísticos de los primeros pero que también conservan la esencia de la arquitectura de los pueblos de la zona. Destaco Pórtugos. A la salida del pueblo se encuentra la Fuente Agria una fuente de cuya agua tiene un gran componente en hierro y se le atribuyen propiedades medicinales. 
La fuente se encuentra al lado de una ermita. beber del agua requiere echarle algo de valor porque tiene un sabor muy peculiar. 
Muy importante es cruzar enfrente de la ermita y ver a cascada. esta muy poco señalizada pero merece mucho la pena. Rodeada de verde el contraste de las piedras tenidas de naranjas por el efecto del hierro en el agua llama mucho la atención.





Uno de los pueblos que nos recomendaron al ir con los niños es Soportujar porque han montado una historia en torno a la brujería para atraer el turismo. Pero el reclamo esta muy muy forzado y realmente el pueblo tiene poco encanto así que podría ser una visita prescindible. pero si se esta cerca, un sitio a donde se puede subir es al centro de retiro budista de O.sel.ling. el camino esta malamente señalizado pero sale justo de enfrente de la ermita que se encuentra a la salida de Soportujar de camino a Capileira. 
Este centro dicen que es lo mas parecido al Tibet a la española. Nosotros no llegamos a alcanzarlo porque son como unos 7 km por pista forestal. Solo recorrimos los dos primeros aproximadamente pero es lo suficiente para obtener unas visitas únicas del valle.


A la vuelta para Madrid pasamos por Lanjaron pero no paramos. Lo atravesamos de camino y parece estar muy orientado a la explotación de las aguas termales y busca mas este tipo de turismo, distinto a los anteriores de La Alpujarra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario