lunes, 1 de mayo de 2017

Viaje por la costa central de Portugal

Aprovechando las vacaciones de semana santa nos pegamos un recorrido por el centro de Portugal terminando en la costa de Nazaré entre Oporto y Lisboa. Visitamos muchos pueblos con un encante especial y no tan conocidos.
Aveiro-> Coimbra-> Nazaré




Aveiro (2 noches) 

Salimos de Madrid a Ciudad Rodrigo, que nos venia a la distancia justa para hacer una parada a mitad de camino y comer. 

El paseo por la parte fortificada es muy agradable. La ciudad conserva grandes edificios de piedra y una muralla sobre la que se puede recorrer andando el perímetro del casco antiguo. 

Para comer, nos dejamos guiar por tripadvisor y comimos en el restautante El charro. Todo un acierto y una gran recomendación. Tienen un menu para dos con básicos como huevos fritos, chuletón, ensalada…. Pero todo de primera calidad y muy bueno. 

Intentamos enterarnos de como funciona el tramos de autopista que va desde la frontera hasta Aveiro. Este tramo es de peaje pero el sistema que han montado no facilita el pago. 
Nada mas cruzar la frontera hay una estación de servicio que viene indicada en la carretera con una señal de extranjeros. Aquí se supone que hay unas maquinas donde metes el numero de tarjeta y lo vinculas con la matricula del coche. De manera que cada vez que pasas por uno de los arcos de la carretera te hacen automáticamente el cargo. 

A nosotros la idea no nos convencía y atendiendo a algunas de las recomendaciones que nos dieron en Ciuidad Rodrigo, decidimos repostar en la ultima gasolinera de España y hacer el recorrido hasta Aveiro del tirón sin parar y sin pagar. Y en ningún momento nos reclamaron ningún importe. 

El resto de tramos de autopista que necesitábamos recorrer para nuestro recorrido por Portugal llevan el sistema tradicional de parada y pago en el momento. 
  
En Aveiro nos alojamos en Hotel Soc salon. Un hotel ubicado en una especie de palacete donde los dueños vivían también. La decoración y el trato fueron espectaculares y nuestra estancia muy agradable. Lastima que nos pillo en fin de semana porque por la noche los estudiantes de fiesta nos dejaron dormir poco. 

Aveiro se recorre muy rapidito. Apenas da para un dia. La mejor estampa es la del canal principal donde esta la plaza de Humberto Delgado. Aquí se concentran unos cuantos edificios con fachadas típicas portuguesas, el canal y los barcos que tanto caracterizan esta ciudad.










Nosotros no elegimos el paseo en barco, porque realmente los canales rodean la zona del casco antiguo. Asi que la mejor forma que elegimos fue recorrerlo a pie. 

El principal recorrido sale de la plaza melo freitas hasta la iglesia de Apresentacao, y hacia la plaza de Peixe donde están las casa antiguas de los pescadores.  

Nosotros llegamos hasta el canal de Roque en la parte de atrás donde han habilitado una zona para hacer deporte y el paseos es muy agradable. 

Yendo hacia el canal, detrás de la iglesia, hicimos el mejor descubrimiento del viaje que fue un pequeño restaurante, muy muy local ( sin presencia en trip advisor), pero que cocinaban muy bien y a muy buen precio. Restaurante Picota en calle Dr. Antonio cristo a la altura de rua san Bartolomeu. 

Desde Aveiro a Coimbra hay muy poco por autovía de peaje llegas en algo menos de una hora. 

Coimbra (2 noches) 

Coimbra es bastante mas grande , duplica aproximadamente la población y es mas ciudad pero conserva mucho encanto con sabor portugués. 

Tiene dos partes, Coimbra  de abajo donde hay una calle principal comercial y zonas verdes al lado de la rivera del rio, y Coimbra de arriba donde están principalmente las universidades. Esta visita es importante hacer ya que el edificio que ocupa la sede central fue un antiguo palacio y arquitectonicamente es una visita de interésAsí que hay que ponerse calzado cómodo y darse el paseillo hasta arriba. Desde la puerta del Arco almedina situado en la calle comercial peatonal (Ferrereira Borges), se recorren las calles de la zona antigua. 









En la visita de las universidades, terminamos comiendo en el restaurante del museo nacional enfrente de la iglesia Largo se Nova. Tienen un pequeño buffet y una terraza con muy buenas vistas. 
 desde aquí esta muy cerca la calle donde se concentran lo que deben de ser las hermandades de los estudiantes de la universidad y que en portugués  llaman repúblicas. 
  
El segundo dia cruzamos el rio para encaminarnos a el portugal de los pequeñitos. Un espacio que recrea a escala  de los mas pequeños algunos monumentos y casa típicas portuguesas.  
Al principio nos defraudo un poco porque solo veíamos pabellones con cosas significativas de colonias portuguesas. Pero al final del recorrido hay muchos edificios pequeños donde los peques se lo pasaron en grande. 



Después intentamos ir a la Quinta do lagrimas que esta muy cerquita, pero no habíamos chequeado que los lunes cerraban y nos quedamos con las ganas. 

Hacia mucho calor como para recorrer algunos de los conventos que se pueden ver en esta zona de la ciudad. 

Alojamiento en Coimbra: Casa antigua, muy bien ubicada, muy amplia y silenciosa pero muy antigua. Apartament Rua Corpo de Deus. 


Nazaré (5 noches) 

Alojamiento: Apartamento Bed & Seaside de dos dormitorios completamente nuevo en primera línea. Desde el dormitorio veíamos el mar. Tuvimos suerte en cuanto a los ruidos porque a pesar de ser un primero no se oía nada, salvo por la mañana algo de ruido de obra de una heladería que estaban construyendo abajo. No se como sera en temporada alta. El apartamento estaba pegado al hotel Ribamar. 

Nazaré nos encanto ( especialmente para esta época de año). No sabes si es un destino turístico que esta despegando o esta en decadencia. Los locales en reforma que se preparan para abrir en la próxima temporada de verano, se alternan con edificios abandonados en primera línea de playa.  
La playa es enorme, aunque disfrutar del mar supone echarle mucho valor. 

La oferta de restaurantes es muy amplia, mas que la de heladerias u otro tipo de locales típicos de zonas turísticas costeras. Los restaurantes ofrecen en su mayoría comida portuguesa, mucho pescado fresco y a muy buen precio. 
Poco ambiente de fiesta y mucho sabor portugués. 



A destacar de restaurantes por orden de mejor a peor siendo todos buenos: 

Rosa dos ventos. Pescado de primera calidad. Tuvimos que repetir la ración de Almejas de lo buenas que estaban. El sitio es muy pequeño y cierra pronto asi que mejor llegar temprano. 
La tasquinha ( recomendada pero que no llegamos a probar. Siempre lleno. Cenamos muy bien en el restaurante de enfrente). 
Maria do Mar. Local muy característico decorado con música fado de fondo y buena cocina 

En Nazaré, tienes la playa, el largo paseo marítimo, y la parte alta de la ciudad a la que accedes a través de un funicular. 
Desde arriba hay varios miradores y una plaza con la monumental iglesia rodeada de tiendas de suvenirs. 
Desde la plaza se puede continuar andando hasta llegar al faro, desde donde se han tomado las famosas imágenes de las olas gigantes. Desde aquí además se puede ver y bajar a la Playa Norte. Playa tipica surfista que recomiendo para una puesta de sol. 







Desde aquí se pueden realizar varias visitas de ida y vuelta en el día 
  
Peniche 

Para visitar el cabo carboeiro y las playas famosillas de surfistias. La ciudad tiene poco que ver salvo la fortaleza\ prision. 

De las playas, de camino al cabo esta la Playa gamboa pero tenia un olor fatal debido a una depuradora cercana. 

También esta la enorme playa de supertubos donde hay algunos chiringuitos para merendar. 
Aquí probamos el famoso arroz tamboril. Una cacerola enorme de arroz caldos con pescado que te ponen para dos pero que en realidad comen cuatro. Muy típico esto de las cazuelas de pescado en esta zona de Portugal. 





En el mismo día se puede visitar  también:

Obeido 

Visita obligadísima. Es una villa medieval rodeada por una muralla y torres, de calles estrechas llenas de comercios y restaurantes pero que mantiene un estética 





Otra de las visitas de dia o mas bien para pasar una tarde son Batalha Alcobaca. 
Ambas tienen un monasterio al que visitar pero destaco mas Alcobaca porque el pueblo tiene algo mas de paseo y las calles estan muy cuidadas y decoradas. 
En cualquier caso son visitas de menor calado que Obeido. 







Dejamos Nazare con cierto convencimiento de volver a final de año para ver el oleaje. 

Antes de volver a Madrid hacemos noche en Montsanto, un pueblo en alto muy bonito a mitad de camino a Madrid. Ojo porque en esta zona hay poca oferta de restaurantes. 





El hotel donde nos alojamos en Montsanto estaba genial y a muy buen precio. (hotel geo hotel escola). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario