lunes, 21 de diciembre de 2015

Aventura prehistorica en Atapuerca (Burgos).

Aprovechando que en el cole los peques han estado estudiando la prehistoria, organizamos una escapada monográfica a la provincia de Burgos. Afortunadamente como el invierno se esta haciendo de rogar, disfrutamos de un tiempo estupendo para las fechas del año en las que nos encontramos. 






El alojamiento lo organizamos en la casa rural "El brocal" donde compartimos alojamiento con los dueños de la casa. La ubicación en Fresno de Rodilla, esta muy cerca de todo lo que queríamos visitar.

- El primer día de camino, cogimos fuerzas haciendo la parada del viaje, en la estación de servicio de Repsol que se encuentra en la vía de servicio, justo antes de llegar a la desviación de Burgos. En la cafetería restaurante, Sotopalacios, tienen una zona de juegos fantástica donde los peques pueden desahogarse después de las horas de coche. 


- Después continuamos directos a Olmos de Atapuerca, donde en Art - Terra, donde Javier Sanz, nos organizó un taller de cerámica para niños y adultos estupendo. El proyecto de Javier Sanz, merece la pena visitar sin duda, mientras te ayuda dándote nociones básicas para saber como trabajar la arcilla, estudiantes y niños practican diferentes estilos bajos las pautas de Javier. 
Cuando terminamos, por si no fuera poco, estuvimos viendo los conejos que esta criando en la finca, y los peques disfrutaron muchísimos con ellos. Ahora solo nos queda recibir nuestras pequeñas obras de arte, que Javier, pasará por el horno para secar y nos enviará a Madrid.


- Por la tarde, nos organizamos para ir a Burgos a visitar el museo de la evolución humana. Tienen una mapa para que los niños vayan descubriendo pequeñas pistas y resolviendo preguntas, de manera que se les haga mas entretenido.


- A la mañana visita a Atapuerca. La visita que se reserva antes por internet tiene dos partes, una en el centro Carex, donde el guía Alvaro, dinamizó el grupo y en especial los peques, los míos salieron encantados. En esta primera parte haces un pequeño recorrido al aire libre, donde te dan las claves de cómo vivían los prehistoricos, cómo tallaban las piedras, cómo pintaban, cómo cazaban, y el momento mágico cuando nos enseñó como hacer fuego.

Luego te desplazas por tu cuenta a los yacimientos de Atapuerca. Donde te hacen una visita guiada y te dan las claves de lo que allí se ha encontrado y la importancia que tiene el lugar. Esta parte, es menos orientada a los niños, pero necesaria para entender la importancia de los yacimientos.




- Por la tarde continuamos con la temática prehistoria, realizando el safari: Paleolítico Vivo (Salguero de Juarros). Es un proyecto nuevo que acaba de empezar, y que complementa la visita de por la mañana. Recorres en un coche adaptado para safaris una enorme finca, donde han introducido animales de la prehistoria, entre los uros y bisontes. Ademas, aprovechan para hacer una parada, y recrear de nuevo algunas cosas vistas por la mañana como las pinturas rupestres, las piedras talladas, y el fuego....a los peques les encanta aunque alguna cosa se repitieran.










- Una visita algo menos prehistorica, es la visita la mina esperanza, en Olmos de Atapuerca. Para el comienzo de la visita te dotan de unos cascos y unos farolillos y entras y recorres los pasillos de la mina sumergiéndote en la oscuridad. Una vez dentro, y ya con la ayuda de la red eléctrica te explican los recovecos y la historia de la mina, hasta que sales afuera y agradeces la luz del sol.




- Entre visita y visita, un paseo por Burgos, con los adornos y mercadillos navideños se agradece. Tiene un casco antiguo amplio y peatonal lo cual ayuda para pasear con los peques.





- A la vuelta a Madrid nos acercamos a Salas de los Infantes para visitar el museo de los dinosuarios. 




la visita en sí sola no merece mucho la pena por lo que supone el desvío de camino a Madrid, pero en el recorrido se puede volver hasta Hortiguela y visitar Covarrubias. Dicen que es uno de los pueblos con mas encanto de la provincia de Burgos, y merece la pena. Un casco antiguo muy bien conservado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario