sábado, 16 de mayo de 2015

Pasamos el día en el Safari de Madrid

Por fin nos animamos a visitar el Safari de Madrid  (http://www.safarimadrid.com/) Algo lejos, a una hora de Madrid, este zoo ofrece una alternativa para pasar el dia en el campo visitando animales. Diferente al resto de zoos, visitados, esta es una buena opción antes de que el verano empiece a pegar fuerte. Para llegar hay que coger la carretera de extremadura, salir por la segunda salida de Navalcarnero y continuar hasta Aldea del Fresno. Una vez pasado el pueblo enseguida se encuentra la señalización a la derecha.



Para la entrada, lo mejor es buscar alguna opción de descuento Por ejemplo en la pagina de family check, suelen tener alguna promoción de descuento (http://www.familycheck.es/).

Lo mejor es ir pronto para evitar las horas de mas calor, y aconsejable también llevarse bocadillos o comida porque en el interior las opciones son mas de kioskos y comida rapida. No sé si en la carretera antes de entrar hay un restaurante. Y si no en el pueblo mas cercano que esta a cinco de minutos ( Aldea del fresno).

En el interior hay varias zonas a recorrer en coche con diferentes merenderos, aunque el espacio era tan amplio que la gente incluso aparca el coche debajo de una sombra y se aprovecha ahí para hacer el picnic.

Otro consejo es llevar las zanahorias de desde casa para evitar comprarlo allí aunque no pasa nada porque también venden bolsas por 2€. Aparte de la comida, y las zanahorias, la crema solar y gorra es fundamental.

Zonas a visitar:

- mini zoo. Un pequeño recorrido  a pie por una seria de jaulas donde visitar algunos animales: lobos, puercoespin, monos...
- Zonas de aves, donde visitar multitud de diferentes aves.
- Anfitetro donde se hacen exhibición de aves rapaces. Es importante enterarse de los horarios porque suele haber una exhibición por la mañana y otra por la tarde.
- Gruta de los cocodrilos y zona de las serpientes. Algo mas retirado en coche, pero donde hay un enorme merendero y baños. En la parte de merendero ademas coincidimos con una exhibición didáctica de reptiles.
-Zona de cabras, donde hay un montón de cabras y donde se puede entrar y darlas de comer y acariciarlas.
- la zona de animales en libertad. Esto es lo mas típico del Safari. El recorrido se hace en coche, y se divide en varias zonas. En la entrada te dan las instrucciones, lo que puedes bajar la ventanilla y los animales a los que puedes dar de comer ( todos excepto monos y cebras). El recorrido resulta muy curioso con todos los animales acercándose alrededor del coche buscando su zanahoria. los animales eso si, chuparan las ventanillas (inevitable si los das de comer).
Lo de que los monos se suben por el coche no es así. Quizá lo seria antes cuando se les daba de comer pero ahora que no dejan y que un coche del safari, les vigila de cerca, apenas se aproximan.
Nosotros tuvimos la ocasión que uno de los rinocerontes se puso de pie justo cuando pasábamos y fue una autentica sensación ver al lado nuestro del coche. No volveremos a tener la ocasión de estar tan cerca de una animal como este. 

- Aparte, y ya no incluido en el precio de la entrada, se puede montar en kars, en ponis o camellos, o en las antiguas alfombras!, las que disfrutábamos en el parque de atracciones de pequeños y que los niños disfrutaron como enanos (2.5€ por niño pero tiene todo el día para subir ya bajar lo que les apetezca.















No hay comentarios:

Publicar un comentario