miércoles, 8 de abril de 2015

Viaje a la Cerdanya (Cataluña)

Aprovechando el buen tiempo que ha hecho esta Semana Santa, hemos disfrutado al máximo en nuestra visita a Pirineos catalán, al valle de la Cerdanya a alojarnos en un hotel familiar con multitud de actividades. 





El viaje al valle de la Cerdanya ha sido todo un descubrimiento por lo peculiar del paisaje que ademas se veía resaltado por el buen tiempo que nos ha hecho. 
La Cerdanya recoge un territorio que en 1659 en el Tratado de Pirineos fue dividido a partes iguales entre Francia y España. En el lado español abarca provincias de Gerona y de Lérida, y lo peculiar del paisaje lo da el hecho que es el único Valle de los Pirineos que transcurre de oeste a este en vez de norte a sur, lo que garantiza mas horas de luz y de ahí la ubicaciones del Horno de sol situado en territorio Francés y que se puede visitar. (Four solaire d'Odeillo)

Por el valle transcurre el rio Segre afluente del Ebro.

En el valle se encuentra también el Parque Natural de Cadí-Moixeró, lo que ofrece multitud de rutas por el campo con un paisaje espectacular.

La elección del destino vino condicionada por la elección del alojamiento, un complejo en  Prullans (www.prullans.net), que ofrece distintas formas de alojamiento desde hotel, apartamento, bungalow y camping, pero sobre todo es un hotel muy orientado a la familia que ofrece muchas opciones de entretenimiento. En la modalidad de todo incluido se incluyen muchas actividades sin coste adicional, en la nuestra (media pensión ) si incluyen algunas pero en otras aplicaban precio especial por ser residentes del hotel y eran muy accesibles.




El hotel disponía:

  • de una sala de juegos enorme con monitores, donde los peques podían estar dos horas sin coste adicional. Ademas de juguetes, parque de bolas, las monitoras organizaban en función de la hora del día actividades o manualidades.
  • piscina cubierta
  • rockodromo




  • spa para adultos aprovechando las horas de la sala de juegos, o familiar en unas horas determinadas que por un coste adicional se puede entrar con los peques
  • también hay una sala de juegos para mayores: futbolín, billar...
  • Squash, gimnasio......
  • columpios
  • Granja con actividades. Al lado de la carretera hay una pequeña granja con un circuito de actividades de los peques que pueden subir a cars, castillos hinchables, montar en poni o jugar a juegos tradicionales.


  • y para los que les guste la nieve descuentos en Forfaits y un montón de pistas cercanas aunque en semana santa con el calor las que mas nieve tenian eran en el lado frances.

  • excursiones con monitor. Son de media jornada, algunas con coste y otras gratuitas en función del día. TE avisa con antelacion en la planificación de actividades si están preparadas para niños pequeños o no. Ademas te dan información de las rutas de alrededor por si quieres hacerlas por tu cuenta

Nosotros realizamos tres:

- Al molino del salt por la ruta de los cátaros. El punto de origen esta muy cerquita del hotel, cogiendo dirección Ardoval y Vilella. Se pasa Ardovol, y Coberriu de la Llosa y el hacer la bajada al valle se cruza un puente y justo ahi se puede dejar el coche y empezar la ruta río arriba por la ladera izquierda. En seguida se llega a las cascadas pero si se quiere el camino continua cruzando el puente.



- Ruta por la ribera del Segre que sale de la ermita: Ermitage de cuadres y coge un poco de camino de santiago. La ruta era muy sencilla pero en algun tramo el agua del rio se habia salido del cauce y tuvimos que improvisar puentes con ramas para cruzar algun tramo. Suerte que teniamos al monitor para construirlos. Los peques se lo pasaron en grande.



- la ruta de los Miradores del Pla de L'Aguila. que sale del pueblo de Estana. es una ruta circular que recorre varios miradores pero perfecta para hacerla con niños.





- Visita a la granja ecopyrene, donde los peques tuvieran la oportunidad de dar de comer a las vacas.





Muchos son los pueblos que se encuentran en esta area, aunque nuestro planteamiento fue mas el de actividades con los peques, no dejamos de visitar:

Prullans

En este pequeño pueblo teniamos el alojamiento (www.prullans.net). El pueblo es muy pequeño y con pocos servicios en lo referente a tiendas y restaurantes, pero esta muy cuidado, todas las casas son nuevas manteniendo el estilo de la zona y las vistas de la sierra desde él muy buenas. Los paseos por el pueblo te permitian en pocos minutos visitar vacas y caballos en enormes praderas verdes.




Belver

a muy pocos kilómetros de Prullans, Belver esta algo mas dotada de servicios y aunque mantiene un casco histórico también muy bien conservado, a mi parecer no tiene el encanto de Prullans.
Comimos en el restaurante Fonda Biayna muy bien.





Alp

Básicamente es un pueblo residencial plagado de multitud de casas individuales. eso si con peques, merece la pena visitarlo por el espacio de columpios situado a la entrada del pueble en una pequeña pradera verde donde se lo pasaron en grande.
Comimos en Hotel Roca bastante económico.




Puigcerda

Es mas ciudad, de hecho acostumbrado a movernos por los pueblos del valle el entrar en Puigcerda y ver el tráfico y las dificultades para aparcar.
Pero aun así merece la pena visitarlo sobre todo por el parque L'estany y el centro histórico que permite pasear por calles peatonales plagadas de comercios.








Estana

Este pequeño pueblo de difícil acceso esta también ubicado en un sitio privilegiado del parque. Y desde él se inicia la ruta del mirador del aguila (realmente son tres miradores), muy accesible para realizarla con los peques.


La Seu d'urgel

Esta visita nos resulto menos atractiva porque en el entorno que se encuentra esta ya fuera del parque natural pero hay que reconocer que el casco histórico es muy interesante asi como la Catedral. También dispone de una nueva zona ajardinada en la parte baja que se construyo por las Olimpiadas de Barcelona para llevar acabo las competiciones de piragüismo.

En el retorno de la Seu, visitamos, Arseguel.




Arseguel

Dicen que es el pueblo mas bonito de del Parque, y no sé si llegará a tanto pero es verdad que tiene unas vistas a las montañas nevadas y esta situado en un entorno muy bonito. Ademas dispone de unos buenos columpios y en el pueblo aunque chiquitín tiene una hospederia y restaurante para tomar algo.






Martinet

Muy cerquita del hotel esta bien para escaparse a comer porque al atravesar lo la carretera tiene mucha oferta de restauración y para la sobremesa hay un paseo agradable por la ribera del rio y columpios tanto en el centro del pueblo como en el lado del rio.
Comimos muy bien y repetimos de hecho en el restaurante Rosaleda.






No hay comentarios:

Publicar un comentario