martes, 19 de agosto de 2014

Diario viaje por el Algarve (diciembre 2009)


Esta escapada al sur de portugal fue nuestro ultimo viaje sin peques, será por eso que le tenemos un cariño especial y porque siempre se agradece en diciembre hacer una escapada a la costa y que el tiempo te acompañe en un lugar con tanto encanto como tiene el Algarve...






5/12/09  MADRID ALGARVE. (sábado)
Salimos de Madrid no demasiado pronto (10:00) pero a pesar de la distancia 770Km, del atasco y de varias paraditas, llegamos a una muy buena hora (18:00) sobre todo gracias a la diferencia horaria que tiene Portugal con respecto a España.
En el camino paramos en el prime pueblo que hay nada mas cruzar la frontera por  Badajoz (Elvas). Aquí nos habían recomendado un restaurante (El cristo) que debía de ser bastante bueno porque cuando llegamos la cola de espera que había salía varios metros del local.
Decidimos comer en otro restaurante situado a la entrada del pueblo (El Goldo) , del mismo estilo y donde también comimos muy bien. Unos chopitos fritos de entrante (que esto no estaban muy allá) y una Bacalao Dourada (típico de este pueblo) que estaba de muerte.
Después de dejar las cosas en el hotel (Hotel Villa Gale, un cuatro estrellas apañadito), nos bajamos al pueblo a dar una vuelta y cenar. El pueblo estaba precioso con unos adornos de navidad muy bien elegidos y muy bonitos. El pueblo aunque no tenía demasiada ambientación está muy bien y promete verlo de dia.
Las luces de navidad ya están funcionando y son realmente bonitas en este pueblo.
Cenamos en un italiano compartiendo una pizza.
La mayoria de los restaurantes han adaptado sus cartas a la demanda de los turistas que deben asaltar esta zona (alemanes e ingleses).
6/12/09 Cabo de San Vicente (domingo)

Salimos del Algarve y tomamos la autovía hacia Sagres (80km). De aquí sale una carretera que va al Cabo de San Vicente. En este carretera paramos en alguno de los caminos de tierra que tiene a la izquierda según vas al cabo, y el paisaje es espectacular porque ves los acantilados perfectamente desde arriba.
Nos hace un tiempo buenísimo incluso para ir sin abrigo.
El Cabo esta lleno de turistas, las vistas son también buenas pero nos habían impresionado mas las primeras.
A la vuelta paramos a en la playa Beliche, donde dimos un pase viendo como los surfistas  esperaban en el mal el momento de coger la hola.
Una playa (la de Beliche) realmente bonita por las paredes tan abruptas que tiene.
A la entrada de Sagres, paramos en el fuerte (construcción del rey portugués Enrique el navegante, donde adiestraba a los marineros en las artes de la mar). El fuerte esta bastante deteriorado, pero la entrada es gratuita y tiene buenas vistas.
Entramos en Sagres para buscar un restaurante y nos vamos directamente para la puerto donde la guía nos recomendaba el restaurante A Tasca. Comemos en la terraza con vista al mar un arroz caldoso con gambones, o mejor dicho gambones con arroz por la cantidad de pescado que tenia (buenísimo):56€ todo con agua.
Después de comer, luchando con la modorra que produce una comida así nos vamos para Lagos. Otro pueblecito de la costa, donde paseamos por el paseo marítimo (aunque no da al mar sino a un entrante) y por el casco antiguo que tiene varias calles peatonales muy agradables de pasear. La pena es que es domingo y las tiendas estaban cerradas.
Cansados nos vamos para el hotel pasando por el lidel para abastecernos de agua y unos yogures para la cena en el hotel.



7/12/09 Albufeira (Lunes)
Hoy decidimos quedarnos en Albufeira para conocer un poco mas el pueblo. Nos vamos para una parte que llaman Montechoro. En esta zona dicen que hay una calle que llaman la Strip (como si fuera las calle de las Vegas). Realmente es una calle abarrotara de cervecerías y pubs para alemanes e ingleses y chiringuitos baratos de playa.
Vamos que no nos gustó y eso que lo vimos fuera de temporada. Que en verano eso tiene que ser un circo.
Al final de la calle terminas en la playa. Hacía una mañana estupenda así que terminamos paseando por la playa y tomando el sol.
Volvemos andando hasta el pueblo para verlo de dia.
Comemos en un pequeño local en el centro del pueblo donde al menos tenían algo de comida mas típica portuguesa y no todo fast food. En el interior del pueblo hay bastante oferta de restauración.
Después de la siesta, nos vamos a un centro comercial que esta de camino a Guía y donde además había un outlet de Nike.
No hay suerte con las compras. Al menos cenamos en un rodicio dentro del centro comercial bastante barato y muy bien.
8/12/09 Albufeira (Martes)
He pasado una noche de perros porque la cena me debió sentar mal así que nos tiramos toda la mañana en el hotel. Tomar el sol, piscina cubierta.....
Después de la siesta nos damos una vuelta hasta montechoro de nuevo y a la vuelta cenamos en una pasterie (aquí se llevan mucho, son como una especie de Mallorca es decir pastelería a lo grande donde puedes tomar cosas dentro del local), en el hotel al lado del nuestro.
9/12/09 Silves /Montiche (Miercoles)
Hoy me encuentro mejor, el dia se ha levantado un poco nublado, así que decidimos ir para los pueblos del interior. Encaminamos primero para Silves que esta muy cerquita por la autovía.

Silves es un pueblo muy pequeño que tiene un a fortaleza muy típica con unas ruinas de la época de los la conquista árabe. El edificio en sí no llama mucho la atención pero merece la pena porque la visita interior es agradable, te ponen de fondo música de guitarra española y con los jardincitos y el solecito se hace muy ameno.
La iglesia, que dicen que es una de las mas bonitas del Algarve esta de reforma así que no podemos visitarla.
Damos una vueltecilla por el pueblo y nos encaminamos para Montiche. Primero hacemos parada en Caldas de Montiche que es una ciudad balneario  (venida a menos), la verdad es que salvo los dos hoteles, no hay nada realmente en el pueblo.
Continuamos a Montiche, otro pueblecito típico para también con poco encanto.
Quizá los mas atractivo es por la carretera te adentras por el interior y esto ya es zona de montaña y el paisaje cambia con respecto a la costa y se hace muy rural.
A la vuelta, malcomemos en un restaurante (muy “rural”) que esta en la misma carretera un filete plancha y unas patatas fritas.
Por la tarde sale de nuevo el sol y encaminamos para la costa. Hacia Carboeiro. (aquí todo esta cerca). Llegamos hasta el mismo pueblo pero en vez de quedarnos en la playa propia del pueblo continuamos algo mas hacia el este buscando la playa de o la zona de: Algar Seco.
Terminamos no sé muy bien como en una especie de urbanización que tenia un parking donde dejar el coche y desde ahí salina unas escaleras hacia lo que suponíamos la playa.
Y aquí llegó nuestro descubrimiento del día al dar con una pequeña calita rodeada de acantilados realmente bonita. Para bajar, vemos un pequeño recoveco en la roca por donde nos metemos. Yo estaba un poco agobiada por si subía la marea porque la entrada era realmente pequeña. Descubrimos después que había unas escaleras mas de salida aparte de la que habíamos utilizado para bajar. Pero ambas estaban realmente ocultas. La playa es muy curiosa, porque en la propia roca del acantilado han hecho como excavaciones en las puedes entrar, y si eres atrevido llegar, porque la verdad entre la altura y el oleaje daba un poco de vértigo. En la playa ya da la sombra, pero desde uno de los laterales del acantilado todavía hay sol y sobre todo unas vistas preciosas de la playa el fuerte oleaje rompiendo y la fabulosa puesta del sol. Muy muy bonito. Sí señor, este debe de ser el encanto del Algarve. (Ah! Y por cierto todo este paisaje solito para nosotros).
Cenamos en la pasterie de al lado del hotel y nos recogemos.


10/12/09. Portimao (Jueves)
Hoy nos encaminamos para Portimao, primero buscando un taller Toyota a ver si nos pudieran poner un enganche que hemos perdido en uno de los guardabarros. No tenemos suerte con el taller porque no hacen reparaciones.
Damos una vueltecita por el casco antiguo. Portimao es una ciudad bien grande, y aunque el casco antiguo es curioso porque tiene una calle comercial llena de tiendas…… no tiene el encanto de los pueblos pequeños y las ventajas que supone en cuanto a tráfico, aparcamiento…etc.
Nos vamos para la zona de playa de Portimao: Praia da Rocha.
Para estar dentro de portimao es una playa bien bonita porque también tiene el contraste del corte de las rocas y el mar. De nuevo hace un tiempo estupendo así que nos damos un paseíto.
Para comer decidimos tirar para Ferraguro. Un pequeño pueblo de pescadores que nada tiene que ver con Portimao. Comemos de lujo en el restaurante Sureste, mirando a la ría del mar, al solecito en la terraza unas sardinas a la brasa de lujo. La pena es que yo seguía un poco rara con el estómago.
Despues de comer y siguiendo los consejos del camarero tiramos para Alvor. Es otro pueblecillo con encanto que aunque también tiene tabernas para el turismo ingles esta todo hecho con mas encanto y los hoteles y apartamentos tienen mejor pinta. El pueblo es muy mono, la pena es la playa que no es tan bonita como la de Rocha.
Nos volvemos para el hotel y cenamos ligero con algunas cosillas compradas en el super.
11/12/09 Faro, Almancil y Vilamoura (Viernes)
Encaminamos hoy para el este del Algarve. Primera parada en Faro en el taller de Toyota para reponer el tornillo que se había soltado del guardabarro.
En el centro de Faro visitamos la Iglesia Do Carmo (tiene una capilla dos ossos), pero se encuentra cerrada así que encaminamos para el puerto y el casco antiguo de la ciudad. Nos sorprende  por las casas blancas la hermosa catedral. Las calles comerciales adordanadas  de luces navideñas son agradables de visitar. Aunque no pasamos mucho tiempo nos llevamos muy buen recuerdo de tan corta visita.
Nos vamos a comer a Almancil siguiendo los puntos de interés de la guía, pero no tiene absolutamente nada que visitar, aunque comemos muy barato y bien (dos sopas del dia y dos filetes de atun) en un sitio muy rural.
Nada mas terminar de comer encaminamos para Vilamoura  haciendo una breve parada antes en Quarteira donde paseamos por el paseo marítimo repleto de tercera edad.
Vilamoura es una zona marítima nueva y de alto standing, con un puerto deportivo rodeado de tiendas, hoteles y restaurantes y con un paseo muy agradable mientras  atardece.
Regresamos a Albufeira y cenamos en la pastelaria de al lado del hotel.
12/12/09 Loule (sábado).
Los sábados es el mercadillo de Loulé y como este es otro de los puntos destacados, aprovechamos para visitar la localidad. El mercadillo no vale mucho, alrededor del mercado de abastos colocan múltiples puesteceillos de fruta. (a la salida vimos que también montaban algo de mercadillo a las afueras pero tampoco parece que valga mucho).
Sin embargo las calles interiores son muy agradables de visitar con tiendencillas curiosas y una calle comercial corta pero muy mona.
En una de estas tiendas arrasamos comprando varias pulseras, un coletero un monedero (todo por 12 euros!).
Encaminamos para Alte (en el interior) a una zona que lo llaman el jardín del Algarve. No hay muchos restaurantes y como es ya tarde comemos en el primero que hay a la entrada un Bacalao a bras (mismo que dorada) y una brocheta enorme de cordero. Todo buenísimo.
Despues damos un largo paseo para visitar las fuentes . El tiempo acompaña y además el entorno (muy verde, de montaña) hace el paseo muy agradable. A penas hay agua en las fuentes pero aun así merece la pena visitar al menos la primera que fue la vimos nosotros y que la otra se encuentra a 3 km.
Cerca de la primera fuente, nada mas salir del pueblo esta el restaurante Fonte pequeña, es el que recomendaba la guía y tenia buena pinta pero para cuando lo vimos ya habíamos comido.
Desde Alte volvemos a Albufeira por carreteras  secundarias, pasamos por Paderme pero ni llegamos a parar porque no nos parecía que mereciera la pena.
Cenamos en el pueblo en el mismo sitio del primer día que es el único que tiene gente sentada. Ensalada de atun (muy buena) y pollo al curry.
13/12/ Ponta do piedade y Alvor (domingo)
Volvemos hacia el Oeste (Lagos ) para ver la Ponta de piedade ya que el paisaje de costa de este lado del Algarve, de lo que hemos visto es lo mas espectacular.
La Ponta de Piedade, esta preparada para poder asomarte desde diferentes llanos y además puedes bajas hasta abajo para darte un baño o para tomar unas fotos mientras una ola te empapa los pies. El paisaje  llama la atención porque son números acantilados y cuevas escavadas por el mar.
Nos vamos Alvor. Aunque lo habíamos visitado ya nos quedamos con ganas de volver porque nos gustó mucho.
Comemos  de lujo en el Captain Table, un pulpo grillado y un bacalao a bras (el mejor de los que hemos probado hasta ahora).
Paseamos por la enorme playa tomando el solecito mientras la gente aprovecha haciendo “kite”.
Nos volvemos  al hotel para hacer las maletas y cenamos en la pasteleria.

14/12/04 Regreso a Madrid.




No hay comentarios:

Publicar un comentario