martes, 19 de agosto de 2014

Diario por Japón ( Verano 2008)





Nunca hubiera imaginado que movernos por Japón por nuestra cuenta hubiera sido tan fácil. No niego que la barrera del idioma esta ahí, que es dificil interaccionar con ellos, pero animo enormemente a coger un Railpass y recorrer el pais sin problemas.....





Aterrizamos un sábado sobre las 11 después de 12 h de vuelo con BA. La diferencia horaria es de +7h. Canjeamos el JR pass en la planta inferior del aeropuerto. Tomamos el Bus Limusine que por 3000 yenes/persona nos deja en el centro de la ciudad.Basicamente el precio es igual que el tren, pero mas comodo de coger porque la parada esta nada mas salir del hall del aeropuerto.

En autobús deja en la terminal y allí mismo tomamos un taxi que en 10 min nos deja en el hotel: Monterey Guinza (Taxi: 1.100 yenes)
Por le cansancio del vuelo y el jet lag nos metemos directamente en la campa al llegar a la habitación, que la verdad estaba muy bien, incluso mas grande de lo que esperábamos. Con taza WC con chorrillo y calefacción!!! (lo de los japoneses con los baños es de coña).
Después de la siesta deshacer maletas y una buena ducha, estamos listos para explorar Ginza. El hotel esta muy cerca de la calle principal de Ginza, una especie de quinta avenida neoyorquina con todas las tiendas de superluj : Prada, Gucci que se concentran al final de la calle.. En el lado opuesto, en el cruce con un paso elevado hay una especie de centro comercial. Atravensadolo sales  a una calle paralela y justo a un restaurante que esta en la planta baja del centro comercial. Por 4.400 yenes, cenamos estupendamente!!
El restaurante descubrimos mas adelante que se trabta de una cadena (tipo franquicia) pero estaba de lujo.
A la vuelta paseando por una calle paralela terminamos en el edificio de sony  que tiene una pecera enorme. Que pasada!!!












DIA 2

Desayunamos en el hotel con algunas cosillas que habíamos comprado el dia anterior. Atravemos Ginza de nuevo y nos dirigimos al jardín Hama-rikyu. La entrada cuesta 300 yenes por persona(si hubiéramos ido en sábado hay visitas a laas 11:00 guiadas en ingles y gratis). Atravesamos el parque. Hacia un calor de muerte!!
Dentro del parque cogemos un barco a Asakusa (700 yenes), nos bajamos en la segunda parada para tomar otro barco que nos lleva ya directos a Asakusa. Bajamos del barco y tomamos la calle principal que sale desde el puerto. Comemos en un restaurante muy local (el primero después de coger la calle)  por 2.200 todo. Comemos compartiendo mesa con otros japos que en algún momento se rieron de nuestra torpeza en la mesa. Continuamos por la calle principal y la segunda a la derecha estamos en  en la zona del templo senson-ji. LA entrada al templo es gratuita. En la entrada hay un quemador de incienso donde la gente se acerca para respirar.
A la derecha puedes echar 100 yenes batir un bote con unos palillos, echar uno y abrir el cajetín con su numero y lees un papel con tu porvenir.
En el complejo del templo hay varios edificios alrededor y una pagoda realmente bonita. Las calles alrededor del templo son muy curiosas para pasear.



















Enfilamos camino de Akihabara, el barrio de la electrónica. Es un buen paseo de una hora, con paradita para tomar un cafetito latte helado.

Justo en a parada de Akihabara, hay un centro comercial, todo lleno de electrónica que llama la atención por la locura de los comerciantes jóvenes que para publicitar los productos no paran de chillar.
Alejandonos un poco de la estación econtramos una tienda péquela donde compramos un transformador . Avanzando un poco mas, te encuentras con una calle llena de decomisos y de tiendas de maga para frikis y salones para jugar al pachinko (una especie de pinball con bolitas que a los japos les vuelve locos)
Cenamos en un restaurante  cerca de la estación de la misma cadena que la noche anterior. Buenísimo!!
Nos volvemos en metro a la estación. Con la ayuda del taquillero para sacarnos el billete fue sencillo movernos.









Dia 3

El jet lag nos tiene tocados y hoy a las 3am nos hemos despertado sin posibilidad de volver a dormir. Por aprovechar el tiempo decidimos irnos al barrio donde practican los luchadores de sumo, ya que según dice la guía la única forma de verlos es muy a primera hora por la mañana.
Tomamos el metro hasta Ryogoku. Empezamos a patear la zona sin éxito. Preguntamos incluso en un hotel que nos indican tres gimnasios, pero después de mucho buscar están cerrados y nos volvemos sin haber visto nada.
A pesar de que en guinza sacamos 11 billetes para ir al barrio de sumo, todo pinta que las líneas A, I, S E necesitan un billete especial. Y nosotros debíamos de necesitar el E. El precio por billete en esta línea es de 270Y.



Nos encaminamos hacia Shinjuko a ver la zona empresarial de rascacielos y subimos a la torre sumitomo Desde la planta 52 hay un pequeño mirador donde puedes divisar todo Tokio. Hacemos tiempo y nos recuperamos con una cocacola hasta las 12.30 que tenemos contratada la excursión con voluntarios que cogimos por internet.
Hoy ya no podemos mas con la comida japonés y asaltamos un italizano con menú ejecutivo por 2.200 en la zona empresarial.
Al final la excursión no podemos hacerla porque hemos planificado mal el dia pero si podemos visitar el mirador del edificio gubernamental que esta muy bien.  Mucho mejor que el anterior y gratuito.
Ademas el edificio gubernamental es interesante de ver por fuera y tiene una oficina de información en el interior con internet gratuito.

Después damos una vuelta por shinjuko oeste, calles con un montón de carteles tipo barrio rojo. Hace muchísimo calor asi que nos vamos para el hotel a dormir una siesta de 3h para recuperarnos.

Con mas energía que optimismo nos vamos andando a la isla Tsukorma que nos habían recomendado. Las distancias en el mapa engañan y los numerosos puentes hacen que el camino se alargue y lleguemos mas tarde de lo esperado. LA caminata merece la pena porque la calle repleta de restaurantes es muy curiosa. Elegimos uno super local. En esta zona se lleva muchísimo un tipo de comida que te cocinan directamente en la mesa.
Las cartas por supuesto no están en ingles, asi que pedimos a ciegas. Menos mal que la camarera se tira el pisto y nos explica cómo preparar las cosas, porque ni puñetera ida. Después unos compis de la mesa se nos ponen a hablar y gracias a ellos somos capaces de pedir el postre. Joer!!! Que complicado.






Dia 4. /29/07(Martes)

Vamos andando al jardín del Palacio Real, haciendo una breve parada en el edificio del Foro internacional. Diseño Vanguardista de metarl y cristal y forma de barco. Hemos leído en la prensa que Kamazana, uno de nuestros próximos destinos, ha sufrido una inundación de lodo y quedamos en escribirles un par de diaas antes pues el articulo comentaba que había afectado a varios hoteles.
Los jardines del palacio real están llenos de grupos escolaes y unos pocos turistas haciéndonos fotos con el puente de Nijubashi, lo único destacable de un parque que carece de interés aparte del foso. Tenemos la suerte de que algún miembro de la familia abandona el palacio y paralizan el trafico para su sequico.
Cogemos el metro y nos vamos a coger el monorail de Yorikamove que se conduce solo hasta Daiba, una isla artifical llena de centros comerciales y edificios supuestamente teconologicas (Toyota, Fujitsu). Lo mas destable es la cantidad de concursos y juegos en la que los nipones hacen  con sus iconos y personajes favoritos de las series de animación. Pensando que iba a ser mas teconologico nos metemos en el centro de juegos SEGA y nos echamos una partida de House of Dead. Hay muchos juegos de los que en España desaparecieron hace lustros como los de coger muñecos con las tenazas o tirar monedas.
Después de comer una tortilla rellena de arroz nos vamos al tercer centro comercial lleno de tiendas europeas y que lo caracteriza un techo con efecto cielo muy bien conseguido.
Tomamos el monorail de vuelta que nos deja en shiodove y después de descartar la visita a la torre de lost in translation nos vamos al hotel a descansar. Tras la ducha, salimos a cenar pero la lluvia nos hace cancelar nuestro planes de visitar la parte de Ginza que desconocemos y buscamos un restaurante mas cercano y terminamos en un italiano comiendo rápido para terminar antes de las 22:00 que es lo que nos pidió el camarero al entrar.





Miecoles 30/07

Sin madrugar demasiado salimos del hotel camino de la estación de Tokio a la que llegamos andando en 15 min
Preguntamos en información y una chica con un ingles muy buenos nos indica la línea a tomar para Kamakura y cómo cogerlo.
Con alguna que otra dificultad tomamos la línea Yokosuka Line (la azul)
Estrenamos el rail pass aunque el tren que cogemos es exactamente igual que el metro.

Llegamos a Kamakura en 50min. Aunque en un primer intentos nos encaminamos para ir andando, desistimos de la idea por la distancia y la mala señalización de las calles. Asi que volvemos a la estación donde habíamos llegado y justo al lado hay otra entrada donde puedes coger un tren distintio por 190Yenes por persona. Nos bajamos en la tercera estación:: Hase.
De ahí coges la calle principal, sin perdida porque hay bastantes turistas y todos vamos a lo mismo. El primer templo que visitamos es Hasedera (300Y por persona). El templo es de estilo Zen y esta supercuidado y precioso. De todos los que veremos hoy este sin duda es el mejor. El jardín inicial es muy bonito con el estanque de agua, las piedras …vamos todo lo típico de lo que nosotros conocemos como jardín zen. Además de los 2 o 3 edificios que visitamos también hay una cueva con varias esculturas de budas.
Desde aquí nos vamos andando al templo del gran buda : Daibutsu (300Y). Esta muy bien señalizado.Este templo vale menos por el jardín y los edificios pero tiene una estatua de buda enorme (13 metros) y es esto lo que le hace realmente único y atractivo.
Desde aquí volvemos en tren a Kamakura (aunque las guías recomiendan alquilar una bici para este recorrido, de hecho hay turistas que lo hacen es un poco locura porque hay muchísimo trafico y las aceras son muy estrechas. Por lo poco que cuesta el billete del tren merece la pena cogerlo.
Kamakura tiene un par de calles muy tranquillas y llenas de tiendas. De la calle que sale desde la estación de autobuses (detrás de la del tren), encontramos un pequeño restaurante donde comemos. Esta vez tengo que pedir expresamente la carta en ingles. Al menos nos entregan un menú con fotos. La comida que elegimos hoy es muy típica pero no sabemos por donde empezar. A parte de 1 bol muy grande con arroz y pescaditos muy muy pequeños, venia una sopa, una especie de huevo cuajado con tropezones, un platito pequeños con un trozo de pescado y lo que vendría a ser una especie de ensalada, 2 trozos de peinillo y uno de remolacha. Ademas incluia dos cuencos que no sabia qué hacer con ellos. Sergio empieza a habituarse a comer con los palillos aunque la verdad es que cuesta. Al final ni comimos demasiado bien ni barato porque los precios aquí estaban un poco por encima de la media.
Volvemos por la calle paralela que es peatonal y llena de plantas y flores. Tomamos de nuevo el tren solo para una parada y nos bajamos en Kitakamakura. Cruzando las vías del tren y andando unos 10 min, esta el camino de subida para entrar  en el templo Engaku-ji, uno de los mas importantes de la zona. El complejo es enorme con varios edificios, aunque los jardines no tienen nada que ver con el primero que visitamos. Destacar la puerta de la entrada al complejo que esta hecha sin un solo clavo.
Despues de visitar el complejo y un poco justos de tiempo porque cerraban a las 17:00, tomamos de nuevo el tren de camino a Tokio.
Es cursioso la cultura japonesa, como esperan cola en los andanes del tren, justo donde esta la señalización de las puertas. En general todos son muy respetuosos con estos temas. Luego esta la gente joven donde puedes encontrar pintas de todo tipo( y lo que nos quedar por ver en riponga.
Despues de ducharnos salimos a cenar alrededor de la estación de Yurakucho. Hoy hemos descubierto una calle entre la estacion y el foro internacional, repleta de restaurantes con muy buena pinta. con fotos y precios en cristiano, que ya es mucho pedir.Cenamos en un sitio con mucha variedad de pequeñas ensaladas y unos postres buenísimos (a destacar la tarta de oreo ) 3.300 Y.























Jueves 31 de julio (excursión a nikko)

Nos levantamos a una hora mas prudente (ya conseguimos dormir de seguido) y desayunamos en la habitación y nos vamos para la estación de Tokio andando. Tomamos el tren de la línea verde a Utsunomiya. Habiendo preguntado antes por supuesto en información. Esta vez probamos a reservar asientos (impresiónante la rapidez de la chica en sacarnos los asientos. El tren hace muy pocas paradas y nos lleva en 50 min. En Utsunomiya hacemos transfer ala línea naranja (anden 5) para coger el tren a nikko. Este segundo trayecto se hace bastante mas largo (con muchas paradas y asientos mas incómodos (tipo metro). El trayecto lleva 30 min. En la misma estación tomamos un autobús en la parada 1ª (300Y /pax)y nos deja en la misam puerta del santuario Taiyuin_byo. El entorno en el que estano los templos es impresionante.en plena montaña , rodeados de verde. En medio los santuarios llaman mucho la atención. Espectacular también la visita de Tosho_gu. Este este mucho mas conocido y por tanto lleno de turistas. Aquí hemos coincidió con bastantes españoles. Al terminar la visita bajamos por una escalera que nos llevan a la avenida principal tipo carretera que cogemos en sentido de bajada (izda). Al poco nos parece el famoso puente. Es una estampa preciosa por el agua y el verde quelo rodea. Tomamos la avenida que va a la estación y que esta repleta de tiendas y restaurantes. –comemos en uno con varios comentarios de españoles en la puerta y que pone “hay menú en español”. Y asi es. Dentro estaba lleno de españoles y merce la pena porque la comida esta estupenda y muy bien de precio (2.300 Y)
Hacemos un intento por ir a lo de las poas pero entre la mala señalización y la poca info que tenemos desistimos y tomamos el autobús a la estación . Nos queda todavía una caminito hasta Tokio…..
Después de una duchita en el hotel salimos para cenar en el Benihara, pero cuando llegamos a las 22:00 y esta cerado, asi que terminamos en una especie de pub irlandés en una calle paralela a  la comercial con bastante oferta de restaurantes y karaokes y abiertos todos a pesar de la hora,




















Viernes 1 de agosto.

De nuevo salimos del hotel con las maletas camino de la estación de Tokio. Desayunamos por el camino en Starbucks. En Tokio reservamos aientos par el tren bala (azul) hacia Odawara. Tardamos 30 minutos aprox. Aunque la sensación dentro del tren es que no va tan rápido, si lo ves pasar entando en una estacino impresiona porque lleva cerca de 20 vagones que pasan apenas en unos segundos. Este es un tren muy comodo.
En Dawara tomamos otro tren hacia Hokone Yamoto. Este tren no esta en el rail pass, compramos un billete sencillo por 300Y, a pesar de que nos ofrecen el free pass de Hakone (que al final terminamos compreando cuando vimos los precios de los autobusesy todos los que teníamos que coger para ver la zona.
El hotel Fumiya Hakone, esta justo enfrente de la estación 20.000Y la el viernes 30.000 de lanoche del sábado. Dejamos las maletas del hotel y como es demaiado pronto para dejar las maletas porque es muy pronto para ocupar la habitación y nos vamos a vlalorar el mapa con las potenciales visitas de la zona. Es prbable que nos quedemos por la zona y que el monte fuji lo veamos de lejos porue hemos preguntado y para ir desde halkone hay que montar una buena con los trenes. El dia ya avanzado y es un poco tarde para comenzar las excursiones organizadas, asi que haciendo alardel capitalismo mas abusrdo decidimos irnos a un outlet Premium en goteemba. Por lo que tomamos un autobus hasta sengoko y luego desde la misma parada otro autbus hasta el outlet. Por tener el free pass hay un descuento que aprovechamos.
El entorno es completamente montañoso uy verde con muchos hotelillos omses.TE choa encontrar un outlet de este tipo en el medio.Volvemos tomando un bus a Gora y luego un tren.
Cenamos en el hotel con embutido traido de España.

Sábado 2 de agosto.


Desayunamos en le buffet del hotel y nos vamos a hacer la ruta sugerida por la guía y que coincide con los servicios del free pas.
Tomamos el tren hasta el cable car que nos deja en la estación del funicular y la cosa cambia radicalmente. El paisake desde el aire es impresionante similar al visto desde las montañas de sapa en vietnan. Es curioso ver que todos los puebles en este ambiente montañoso no tiene aspecto rural, son ciudades desarrolladas en miniaturas, se nota que es un área de vacacional de Tokio lleno de hoteles spa y campos de golf. Desde el funicular se ve el area de Owaku-dani, primera parada y la mas interesante del día porque te permite pasear por la ladera rocosa y llena de chimeneas humeantes. Aquí hacen los famoso huevos negros cuyo color viene de que son cocidos en agua volcanica.La tercera parada del funicular te deja en así que lo recorremos en una replica hortea de un barco pirata con la esperanza de ver el monte fuji, cosa que no pasa por las nubes. Desembarcamos en el pequeño pueblo de Hakone  machi, transformado por la continua afluencia de pasajeros de barcos.Comemos en un establecimiento familiar muy acogedor que solo ofrece tres platos (1.600 Y por pax). Y para bajar la omida vamos andando hasta hakone moto por la via de los cedros. Cuando llegamos tomamos un autobús para llegar al hotel y disfrutar del omse.
Después de la siesta nos ponemos la bata y el bañador (por si cuela y nos vamos al omse o hotspring. En estos casos lo mejor es mirar a los locales y seguir sus habitos. Lo primero fuera chanclas y el bañador, a ducharse sentado desnudo poniendo el culete en el taburete ee plástico. A pesar de esta sensación todo esta escrupulosamente limpio y la gente se comporta como si estuviera en un ritual de depuracion. Tenemos suerte porque hay poca gente. Los espacios entre mujeres y hombre son separados. Sergio es el único occidental pero no percibe ninguna mirad de desaprobación. Ne mi caso aproveche que entraba una japonesa para seguirá e imitarla.
Una vez te limpias entras en el omse, el agua esta muy caliente y solo puedes estar unos minutos de forma continuada











Domingo 3 de agosto

Desayunamos en el hotel y cogemos el tren para ir a takayama (600Y) . aprovechamos para probar una comida popular que venden en las estaciones, ternera con cebolla y arroz y una especie de sushi con arroz, solo están pasables y sirve para aprovecha el trayecto.
Llegamos a takayama y en la estación nos bajamos con un monto de mocileros. Gracias al plano de la web del riokan lo encontramos fácilmente. Alli encontramos que un mal entendido en el reserva hace que no tengamos habitación y al final terminamos en otro hotel western stayle que se llamaba washisington plaza, enfente de la estación limpio y cómodo pero impersonal y sin encanto.

Nos vamos al centro con mucho calor, el paseo se hace duro, la primera impresión es un pequeño pero civilizado pueblo turístico con muchos servicios, a 15 minutos encontramos el casoc antiguo lleno de casa de la época edo, muy bien cuidadas aunque los bajos se han reconvertido en comercios turísticos.
nos refugiamos del calor en una cafetería tomando un original Sandy de platano y chocolate.
Esa noche tenemos la cena mas cara del momento para ser un tepanyaki (5.000 yenes). Volvemos al hotel y pasamos de nuevo por el mercadillo que ya esta recogiendo.












Lunes 4 de agosto

Visitamos la casa kusakab, que no es gran cosa y nos vamos de vuelta al hotel para recoger oas maletas y tomamos el tren hasta kamazawa.
El riokan no tiene la misma pinta que el anterior pero la gente es muy amable. Es un autentico alojamiento japonés y tenemos habitacion!!
Los baños son compartidos y hay mucho turista occidental.
Dejamos las maletas en la habitación y nos vamos a recorrer el barrio delos samuráis, entrando en una de las casar reconvertida en museo con un jardín interior muy bonito.
Devuelta al hotel descubrimos un centro comercial con ropa de mujer muy moderna donde me compro un chaleco en swordfish.En todas las tiendas el trato es exquisito y las dependientas van como modelos. Serio sta encantado.
Nos volvemos al hotel a pegarnos una ducha en el omse compartido.
Nos vamos a cenrar a una recomendación del dueño del riokan,un sitio muy pequeño con poster de pressingcath  a la japonesa. Esta muy vacio pero nos quedamos. Una de las mejores cena de japon y con platos muy típicos.
Caemos rendidos en el tatami y lo peor es que la habitación no tiene baño.











Martes 5/08

Dejamos las maletas en el ryokan, desayunamos en un starbuck y comenzamos la visita. o primero el museo del arte modern, donde la barrera del idioma hace que metamos la pata comprando dos entradas que solo valían para una exposición de Snoopy. Siendo las exposiciones interesantes otras que requerían otra entrasda distinta del mismo valor (1000 Y/pax). Con el mosqueo nos vamos del museo camino del castillo. Lo vemos por fuera y la verdad es que llama la atención porque los tejados blanqucinos dan un aspecto como de nevado. Y es la primera construcción que vemos fortificada con un pequeño foro. Estan preparando un confierto. Hace un calor de muerte!!. Nos vamos para la calle de tiendas a hacer un repasito. Sergio pilla unas chancletas.
Tenemos que comer rápido para ir a la estación asi que toca McDonnalds.

Cogemos el tren a las 14.15 con reserva de asientos. El tren no es muy bueno y nos leva como 3h alcanzar kyoto.A la llegada tomamos el metro que a mi parece un poco caro (250Y/pax) para cuatro paradas con transbordo. Localizamos enseguida el peazo hotel donde nos dan una habitación Suit. La habitación es enorme auqnue la cama quizá mas pequeña que la nuestra de Madrid. Nos pegamos buena ducha y nos vamos ya de noche para el barrio mas típico de Kioto (el de las geisas): Gjon. De camino atravesamos la calle pontocho. Muy estrechita y repleta de restaurantes un poquito pasados de precios, la mayoría con terracitas con vistas al canal. Cenamos en pleno barrio Gion, en la calle mas típica. De hecho la camarera que nos atendió tenia toda la pinta de ser antigua Geiko , por la amabilidad del trato. Cenamos en el suelo un plato típico que ya habíamos visto en foto otras veces. Te ponene como un hornillo con cacerola donde se hierven una serie de vegetales. Despues te dan la carne cortada en tiras muy finas que metes en la cacerola y remueves tres vecs. Cuando esta cocido lo pones en una especie de vinagreta y dejas que se enfrie. A mi me gusto mucho pero a Sergio no tanto (para gustos hay colores)…Nos salió por un pico (15.000Y).
Por la noche el centro antiguo esta muy bonito a pesar del mogollón de gente y turistas que lo transitan.

















Miercoles 06/08

Hoy se ha levantado un dia de calor de muerte. El que mas de todos los que llevamos.
Arrancamos de nuevo hacia el barrio de Gion pero esta vez directamente al santuario de Yasaka, que esta al final de la calle principal de Gion.
E el santuario compro los regalos para mi familia. Salimos por el lado este para recorrer esta zona que es muy muy peculiar. Hacemos la ruta recomendada por el libro hasta el templo Kiyomizudera. Todo el camino esta lleno de calles estrechitas empedradas, casas típicas, y llenas de suveniers (buen dia para las compras). En una e las tiendas  Sergio aprovecha para comprar una muñequita típica como regalo para sus padres.
Una vez visitado el templo del final, comemos un par de pizzas en un italiano al que llegamos exhaustos por el calor(3.100Y). Encaminamos para el hotel.
Despues del hotel salimos a dar una vuelta por las calles cercanas. Descubrimos una faleria llena de tiendas con ropa muy chula donde Sergio en cuentra la talla de una camiste que había visto previamene en Kamazawa.
De aquí ecaminamos para la calle Kiyamachi, paralela a la de Pontocho, que tiene un canal y mucho ambiente para pasear con restaurantes muy económicos.
Cenamos muy bien unos noodles fritos cerca de un parking de motos y al lado de un bar que se bajaba por una escalera y que ponía muy buena música.

Jueves 07/08

Hoy nos levantamos prontito y tomamos el metro para ir de camino a un templo cuyo nombre no recordamos. Desde la boca del metro hasta el templo había un buen paseíto (30 min) por un jaon muy poco turístico. Cuando en principio estábamos ya llegando vimos una puerta Drii desde la que arrancaba un camino que entendíamos era lo que estábamos buscando. No había nadie a quien preguntar asi que lo inicaiamos auqne al cabo de un buen rato fuimos consciente de nuestro error y era demasiado tarde para regresar. Preguntamos a un hombre que estaba jugando con su crio al final del camino  y como de costumbre sus explicaciones no ayudaron mucho y nos encaminaron a otra zona totalmente residencial. Volvimos a preguntar sin éxito porque estábamos totalmente perdidos. La única solución que nos queda es tomar un taxi que en pocos minutos nos dea en el templo.

El complejo es bastante amplio con una enorme puerta de madera y u acuedutco desde el que visulizamos el camino fiolosofal. Muchos japoneses aprovechan para practicar aquí paisajismo y pintan diferentes perspectivas.
Nos encaminamos hacia el metro  (paeo de 15 min) pero afortunadamente lo encontramos a la primera.
Encaminamos hacia el castillo de Kyoto. A diferencia del palacio el castillo si se puede visitar por dentro y la verdad es que es curios por las punturas de sus paredes y por el sonido que hace el suelo de madera para advertir de la presencia de la gente. Hace un calor de muerte y no estamos muy lejos del hotel asi que pillamos un taxi para ir directamente al sitio donde cenamos la noche anterior y que tanto nos gusto. Pero por desgracia no habría hasta las 17.00. Terminamos comiendo en un sitio de hamburguesas muy gracioso con una ensalada y una copa de helado.
Despues de la siesta (necesaria), volvemos de compras por los grandes almacenes. A Sergio se le da bien y pilla una sudadera y unas bermudas bien chulas y un polo de manga laga.
Volvemos por las supergalerias repletas de tiendas y cenamos en el sitio de los noodles. Otra vez fenomenal. Despues dimos una vueltecilla y nos sentamos un ratito a orillas del canal donde ponen las terrazas los restaurantes ..se esta de lujo.

Viernes 08/08
Por la mañana arrancamos hacia el museo de manga. Yo espero en la puerta mientras Sergio lo visita aunque no parece convencerle mucho porque esta muy pensado para interaccionar y el idioma es una barrera. De ahí andamos hacia la zona comercial descubriendo un pequeño centro que por la noche tenia uque estar muy bien porque tenia conciertos, terracitas….
Echamos un último vistazo a las tiendas de la calle principal comercial y comemos muy bien en un italiano en el final de la calle del canal cerca del hotel.
Siestecita, preparamos maletas y encaminamos hacie el barrio de Gion para verlo de dia. Es increíble la que montan los turistas sobre las 20.00 en busca y captura de la foto de las geisas.
A esa hora las Geiko salen de sus casas y se dirigen a trabajar. La verdad es que llaman muchísimo la atención, pero el numerito que se monta alrededor de ellas con los turistas que intentan fotografiarlas es lamentable.
Hoy es el dia de fiesta de uno de los templos que esta en el barrio de Gion y nos encontramos con algunas dificultades para encontrar el templo pero finalmente damos con él. Esta bastante lleno de gene que sigue los rituales : tocar la campaña, respirar el humo del incienso, comprar las tablitas donde los monjes escriben los deseos, etc. Muy curioso. Hemos tenido mucha suerte de haber podido asistir.
Callejeando cerca del templo damos con una feria de cerámica donde un monton de puestecillos exponen a modo de rastrillo multitud de piezas. Compramos un recuerdo para el salón.
Despues asistimos al teatro del Gion Corner que nos decepciona porque esun mero expectaculo para turistas. Salimos escopetados hacia la galería comercial para comprar 2 lienzos que habíamos visto por la mañana.

Intentamos cenar donde siempre pero sin éxito porque sin entender por qué, nos dicen que no es posible. Asi que terminamos en uno de al lado que tampoco est amal. Nos despedimos de Kyoto y de sus Geiko.

Sabado 09/08
Tomamos un taxi en el hotel que nos encamina a la estación. Cogemos de nuevo el shinkasen a Tokio que nos deja allí en una dos horitas. Dejamos las maletas en el hotel y comemos en el starbuck. Nos echamos una buena siesta para quemar shibuya. El hotel esta muy bien situado de la esttacion de Shinjuku, y en dos paradas estábamos en shibuya. LA salida del metro por la noche en shibuya impresiona, el cruce que esta justo enfrente del metro es el que sale en todas las fotos, diagonal, por el que cruza una autentica marea humana…..impresionante. Nos quedamos un ratito para ver varios semáforos pasar…
Con las luces de la noche y las pantallas publicitarias gigantescas comenzamos a patear shibuya aunque el mogollon se concentra especialmente en una única calle. Cenamos en una de las calles y nos dieron invitaciones para ATON una de las discos de moda en shibuya..toda una experienza visitar una disco de japoneses por la noche…..









No hay comentarios:

Publicar un comentario